Compra programática

Compra programática

La compra programática es cada vez más utilizada en la publicidad digital, sin embargo, aún existen ciertas dudas sobre su efectividad, su seguridad y transparencia.

En países como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania, la compra programática representa más del 60% del total de la inversión en pauta digital. En Latinoamérica, México y Colombia encabezan el uso de esta tecnología. Solo en 2016, la compra programática aumentó en un 45% en la región.

Que pasa en Costa Rica?

Aunque en nuestro territorio, la tecnología es de buena calidad y el acceso a internet es bastante alto, las marcas no conocen mucho sobre el tema de compra programática.

Esto se debe en mayor parte a que no existen muchas opciones en el mercado que ofrezcan el servicio, por tanto es poco conocido.

Sin embargo vemos como poco a poco las cosas comienzan a cambiar. El factor principal es el alto costo de medios digitales tradicionales que cobran precios excesivos.

Si una marca desea aparecer en uno de los tres periódicos digitales más importantes del país, debe ir pensando en desembolsar alrededor de $ 18 por mil impresiones. Con la compra programática esas 1000 impresiones podrían significar más de un 50% de ahorro y una mayor efectividad al controlar quien verá la publicidad.

La publicidad digital es de alto impacto al consumidor. Si a esto le agregamos la mano de un estratega digital, cualquier marca, grande o pequeña puede verse beneficiada con programática.

Hoy día se puede comprar cualquier formato, para cualquier dispositivo, en prácticamente cualquier medio. En relación a la data, cada día existen más empresas, plataformas y especialistas para recopilar, clasificar y hacer la data “usable” para campañas publicitarias.

La publicidad programática es sin duda una compra más eficiente. En primer lugar, se puede tener el control sobre toda la campaña con información a tiempo real y pudiendo tomar decisiones a tiempo real. Se paga el precio adecuado, es decir se crea un automatismo para dar un valor a las impresiones y se evita pagar más de lo necesario.

A través del uso de data, es posible impactar al usuario que realmente nos interesa y personalizar el mensaje. La consecuencia es la obtención de mejores resultados con menor costo, es decir, mayor eficiencia. Existen múltiples casos de éxito en el mercado, cada vez más.

Por otra parte, los compradores deben entender que la programática no significa solamente compra a bajo precio. Si el precio ofrecido no es interesante para los publishers de mejor calidad, no se superará el floor price establecido y la impresión caerá en sites de menor calidad. Es importante que los compradores se informen en cada caso de cuál es el precio medio adecuado para ganar una impresión en cada site (Average clearing price).


Sin duda, este es el año de la publicidad programática, un modelo de publicidad digital eficiente.